martes, 14 de agosto de 2012

No sé que escribir, ni cómo empezar, he borrado mil y una veces palabras y versos que carecian de sentido porque mi corazón no entendia nada. Exclamo, grito, quizás nadie entienda que aqui a dentro algo respira a parte de mis pulmones. Busco un momento, un segundo capaz de ser perpetuo y en él que se cuelen sensaciones. El sol brilla cada dia, y cada dia yo persigo un sueño, un algo capaz de ser vivido y antes soñado, sentido, en puño, manos a la cabeza, superacion y una grata bienvenida. Nos venimos abajo de repente, escuchamos una canción y el corazón le quita sentido a la razón. Ojos cansados, un adiós, un algo que no queremos dar a conocer, no ser vistos alguna vez. El silencio, que habla más que nada, un todo que se queda en poco y un por algo diran que menos es más. Una lucha, una superación, una batalla sin tregua, un juego de palabras que consiguen sorprenderte y estas que puedan quedarse pequeñas se hacen grandes a la larga. Un no lo entiendo y un me marcho, el tragarse el orgullo por amor, porque las lágrimas salen y de dentro se extraen. Una explicación para todo, mil preguntas y solo una respuesta, que aquél dia fue dificil pero los otros fueron fáciles. Frío, lo que se siente cuando estás solo; orgullo eso que dicen los que creen que todo es tan complicado. Gestos y miradas que se desclavan, pero que luego se desclavan. Un amigo , un apoyo, un sustento; una vida, un punto medio, un extremo que limita, demasiados segundos desperdiciados y este que marca punto y coma a la siguiente frase; dígase así. Sonreir no es virtud, es tener valor, cojones, huevos, ovarios, expresión , corazón, amor, sentimiento vivo, cálido, verdadero y fugaz. Que aunque duela, perdure siempre para ser mejores.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar